• Guardias corriendo tras los invitados, restricciones estilo rockstar y acreditaciones que no sirvieron de nada para un evento sobre cultura japonesa: ¿No será mucho?

Entre el 8 y 10 de noviembre se realizó la versión Next de la convención de cultura japonesa AniLive!. Como ya es tradición, el primer día es el V.I.P., vale decir, es más cara la entrada, pero con ciertos privilegios: estar más cerca de los invitados y firma de autógrafos en un ambiente más íntimo. Eso, sólo para verdaderos multifans. Como medio de comunicación que somos, nos acreditamos, pasamos los filtros solicitados por la organización hasta que nos confirmaron que podíamos “cubrir” la convención.

De entrada nos dejaron claro que el viernes no podíamos ingresar a este encuentro entre los mexicanos: Mauren Mendo, intérprete de las canciones de “Saint Seiya” y Gabriela Vega, cantante oficial de los temas de “Shaman king” e “Inuyasha” (ambos en sus versiones latinas). Junto a ellos también estuvo Yuyoyupe, DJ y uno de los Vocaloid-P más importantes de Japón. Como somos obedientes y seguimos las reglas, como corresponde, ni siquiera asistimos esa jornada. Nuestro objetivo, para este evento en particular, era conseguir entrevistar a los invitados y creíamos que durante los días restantes sí podríamos hacerlo.

Craso error. El sábado tras recibir órdenes del mandamás de AniLive, nos llevamos la sorpresa de que cuando quisimos conversar con Gabriela Vega, que se presentó esa tarde, esta petición fue denegada porque “solo los que pagaron entrada V.I.P. pueden conversar con los invitados“, fue la respuesta. Lo encontré, sinceramente, una soberana estupidez. Entiendo que los que pagaron una entrada más cara tengan privilegios, sino mejor pago la general y listo, pero para qué entonces me tomo la molestia de pasar etapas para acreditar a mi equipo con las evidentes intenciones de entrevistar a los invitados -se los dejé claro en los e-mails que intercambiamos- y cuando llega la hora: no, no corresponde.

Respeto mucho a los expositores, ilustradores y otros músicos / cantantes que estuvieron presentes en la convención ambos días, pero no nos pisemos la capa entre súper héroes, lo llamativo de un evento con invitados internacionales -valga la redundancia- son los invitados internacionales. Y punto. Sé que las comparaciones pueden ser odiosas, pero un mes antes en el mismo lugar -Polideportivo Cordep- se realizó Ficosplay. Venían ocho cosplayers del exterior, de los cuales dos eran reconocidas a nivel mundial en la disciplina y estaban allí en sus stands -mismo sector donde habían videojuegos con muchos Vocaloids durante AniLive! Next- y no tenían guardias que los seguían hasta el baño, conversaban de tú a tú con los asistentes, se tomaron todas las fotos que les pedían, pese al calor, al cansancio.

Lo que digo de los guardias se puede constatar mientras Gabriela Vega bajó del escenario a cantar con su público. La seguridad la seguía a cada lugar, a cada paso y era ridículo, irrisorio: esperamos liberar pronto ese video donde la seguimos con una de nuestras cámaras y varios agentes se nos cruzaron. Se notaba que ella quería compartir sus canciones -que eran poquitas, hay que decirlo- con los fans, quería contacto directo, pero la organización no se lo permitió.

A Mauren Mendo, al parecer, le prometieron más gente coreando sus canciones y un trato de rockstar. La verdad es bien arriesgado venir desde otro continente casi a ciegas a dar un concierto. Lo mismo debe haber pasado con Ficosplay, hasta los invitados se arriesgaron a que todo esto fuera un fracaso, pero igual el tour hasta ‘el fin del mundo’ creo que valía la pena, más por la proeza que por el resultado final.

Comprendo, lo repito, que si uno paga una entrada V.I.P. ésta tenga beneficios, pero también estoy seguro de que los organizadores pecaron de soberbios junto a una importante cuota de egoísmo al restringir, al coartar no solo a los medios especializados, sino también a los propios artistas. Además, dejar en claro que Multifan redacta estas líneas en defensa de aquellos fans que no tenían las lucas para asistir a esa jornada previa y que verían un resumen de nuestro reporteo en nuestro canal de YouTube. En ningún caso esto les significaría vender menos tickets, ya que nuestros videos no salen a “tontas y a locas” por conseguir likes: hay un trabajo de producción y edición del que me siento orgulloso. Aplaudo a mi equipo y me alivia saber que en medio de este bochorno, nuestra notera Lemmy Miyauchi se haya excusado de asistir: realmente hubieses ido a perder tú tiempo, querida.

Sé que eran canciones épicas de “Saint Seiya” las que pudimos escuchar y cantar, pero ¿no será mucho endiosar a ese nivel a las personas que les permiten vender entradas?

Con Mauren Mendo no insistimos al día siguiente y no por falta de ímpetu. Aceptamos las reglas, pese a lo injustas que nos parecían. De todas formas, gracias a Aaron, fundador de Ako Store y amigo personal del intérprete mexicano, tuvimos una exclusiva con el artista tras bajarse del escenario y es el video que sigue en la historia de Multifan… el poder del Cosmos estuvo de nuestro lado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s