batman-v-superman-dawn-of-justice_bb788b6f

Parece que los críticos de cine quisieran disuadirnos de ir al cine a ver “Batman v Superman”. ¿Por qué? La mirada del novelista y periodista Pablo Ramuel Espinoza en su columna para Multifan.

 

A una semana del estreno de “Batman v Superman: dawn of justice”, y luego de leer las críticas de los principales medios nacionales e internacionales, podemos darnos cuentas que la mayoría de las reseñas siguen un patrón claro y definido: pareciera que están escritas para disuadirnos de ver el film, o en última instancia, para que asistamos prefigurados a verla, con la premisa de que veremos una película a) desordenada, b) carente de ritmo, c) fatigante en su factura (más de dos horas), e incluso d) aburrida. ¿Es realmente eso lo que tendría que hacer la crítica? ¿No es un poco obvio apuntar con el dedo y decir, mira, acá la película se torció, porque el guión que estaba en mi cabeza es superior a la versión fílmica que vi? ¿No es el cine en última instancia un receptáculo para emocionarnos y hacernos reflexionar, más que una máquina que debe seguir ciertas reglas de ritmo en sus secuencias?

batman-v-superman

Pareciera que los críticos, y ahora hasta los espectadores, tienen una marcada tendencia a opinar como si fueran guionistas y realizadores, tachándola de buena, regular o infumable. Pero ¿qué diablos es una buena película? Diremos que las que están más bellamente filmadas o estructuradas. O las que son tan originales en su presentación y tratamiento, que no parecen el calco o la copia de otra película. Está bien. “Batman v Superman” (BVS)  no es Kurosawa, no es Fellini, no es cine de autor. Partamos por la premisa de que se trata de una cinta sobre superhéroes, del conflicto entre un multimillonario al borde de la psicosis y un extraterrestre todopoderoso identificado con la tierra, porque es su hogar, fue donde lo criaron. Siguiendo con la misma premisa, BVS es la cristalización de 70 años de historietas que empezaron como un entretenimiento masivo para toda la familia en su edad dorada, hasta su debacle y posterior resurrección, ampliando sus nichos en series animadas para los niños, y novelas gráficas adultas que no escatimaban en mostrarnos un mundo horroroso y violento (Killing Joke, Arkham Asylum), muy alejado de la inocencia e ingenuidad de las primeras tiras.

batman-2
Para la crítica tradicional, es casi obvio que una película que versa sobre superhéroes jamás podría ser considerada una obra maestra, y lo entendemos plenamente, pues los cómics durante mucho tiempo no fueron concebidos como arte, sino más bien como folletines de evasión, aglutinando en un mismo saco toda la producción de la denominada baja cultura, en todas sus formatos y presentaciones (series de televisión, cómics, novelas por entrega, radioteatros, novelitas pornográficas, cuentos picarescos, costumbrismo etc.). Aún, en el siglo XXI, existen quienes se resisten a considerar que un cómic americano e industrial de superhéroes pueda ser llamado arte, y se esfuerzan en señalar que existen obras de autor, las cuales harían gala de estructuras cuidadosas y superiores intelectualmente, si lo comparamos con la sencillez o la ramplonería de los cómics de superhéroes.

BVS: ¿desordenada y aburrida?

La trama se va armando de forma coherente, pero en contados momentos la historia se dispersa y nos confunde, y aquello se agradece, pues contribuye al enigma. Para aclararlo en pocas líneas, BVS va trazando una historia desde tres focos que se entrecruzan (Luthor, Wayne y Kent) para plantear rápidamente el conflicto, instalado ya en los primeros treinta minutos. Aparecen elementos conocidos por todos (la kryptonita enemiga mortal de Superman, o que Batman es un playboy de día y un enmascarado de noche), y menos conocidos para quien no esté familiarizado con el universo DC (universos paralelos, la irrupción de los metahumanos), con giros inesperados en la trama, ahondando de manera concisa en las identidades de ambos superhéroes, de sus expectativas, y de cómo Lex Luthor los va enmarañando en su juego de mentiras y engaños.

Los diálogos están bien planificados, no entregan información de sobra para confundirnos, ni tampoco son vagos. Y ¡sorpresa! Un par de veces nos reiremos con los diálogos entre un Alfred sesentón y no al borde del alzhheimer, y un Bruce que luce todo el tiempo serio y cabizbajo, y que no se aleja ni un ápice del tono y temperamento del Batman arquetípico que todos conocemos. No existen en la película flashbacks inconexos, o subtramas que sólo sirvan como señuelos para perdernos; todo está ahí para explotar en algún momento, como auténticas bombas de relojerías a punto de estallar, y que amablemente, pueden servir para disparar futuras tramas en futuras e hipotéticas películas que sigan expandiendo el universo DC. Pero todos los elementos son auto-conclusivos y están ahí para hacernos gozar la experiencia, descartando de plano que dos horas y medias sean excesivas. Es más, hasta se quedan cortas, y en algún momento se habría agradecido una media hora más de metraje para disfrutar más con BVS.

trinity-1
Sabemos que cualquier película de superhéroes contendrá inevitablemente, sobre todo en una súper producción, vistosas escenas de acción, con múltiples combates y explosiones, y BVS cumple esta premisa, y lo cumple con creces, pero eso no justifica que se trate de una escenificación barata e injustificada de violencia, pues a excepción del combate final, la película se va equilibrando de forma apropiada entre la trama, los diálogos y la acción. Todo va ocurriendo por algo, y no de forma sosa o pesada como apuntaron algunos críticos, sino de manera dosificada, aportando de manera paulatina a los mitos de Batman y de Superman, sabiendo que tarde o temprano el temperamento, tan distinto de ambos, hará por hacer estallar la mecha. Eso sí, vale decir, que a momentos la película se carga más hacia el histrionismo de Lex Luthor y la visión oscura de Batman, quedando Superman algo desdibujado, a ratos off-side de la historia, pero nunca totalmente fuera de cancha. Y campeando desde afuera, la gran sorpresa, con la inclusión de Wonder Woman, que a pesar del escaso tiempo en que aparece en el filme, sus pequeñas apariciones bastarán con marcarnos a fuego con su despampanante interpretación.

 

Conclusiones

¿Estamos ante una obra maestra del cine o sólo ante una buena película? Parece palpitar la interrogante para quienes no la han visto, o para las que ya la vieron y no se deciden a valorarla plenamente. Es muy pronto, o muy presuntuoso decir que estamos ante una obra perfecta, pero que en términos de un cine industrial concebido como un espectáculo, supera con creces otras propuestas similares, donde la torpeza argumental y el infantilismo basado en chistes e ingenuidades son la tónica.

batman y robin 1966

BVS, al revés de otras películas-espectáculo, es oscura y épica, inclusive tiene un cariz hasta deprimente en su premisa, y un final que deja literalmente con el corazón en la mano. Para quienes jamás han sentido atracción por el mundo ficticio de los superhéroes de cualquier índole, podrá parecerles una película más del montón. Para quienes han leído o disfrutado con pasión las descabelladas aventuras de hombres musculosos envueltos en mallas luchando contra mafiosos o científicos locos, sabrán reconocer que lo que ha hecho el director de BVS Zack Snyder, es una auténtica carta de amor para quienes vibraron alguna vez con estas historias, y que pese a lo descuidadas que eran, se demuestra con hechos que esas mismas historias recogidas se pueden tratar con amor, seriedad y violencia, fuera de los clichés infantiles y la ingenuidad con que alguna vez fueron la tónica del mundo del súper-heroísmo.

 

 

pablo rumel

Por Pablo Rumel Espinoza, escritor y periodista. Ha publicado dos novelas policiales: “Secuestro” en 2010 y “Secuencia Chobart” en 2011. Para este 2016 prepara su tercera obra titulada “Atentado celestial“. Síguelo en Twitter como @pablo_rumel

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s